Este viernes, 02 de marzo, los gobiernos de Ecuador y Honduras tuvieron diferencias diplomáticas debido a la postulación de sus respectivas candidatas para dirigir la próxima Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La canciller de Honduras, María Dolores Agüero, en una carta de fines de febrero que apenas fue revelada en las últimas horas, pidió a Ecuador declinar la candidatura ecuatoriana en beneficio de la representante de ese país, Mary Elizabeth Flores.

Las elecciones para dicho puesto están previstas para el 5 de junio, cuando dirimirán tal designación Flores y la canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa.

La Asamblea General debe empezar el 18 de septiembre.

En la carta enviada por Honduras, ese país expresa malestar y sorpresa ante la candidatura ecuatoriana y además adujo irrespeto a un acuerdo de 2015, cuando la cancillería ofreció apoyo a la postulación hondureña.

A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Quito aseguró que tras la misiva de Honduras, Ecuador “se ratifica, defiende y promueve” su postulación y adujo que las candidaturas a organismos internacionales “obedecen al derecho soberano de los Estados”.

La última vez que Ecuador presidió una Asamblea General fue en 1973 mientras que Honduras no lo ha hecho aún.