La primera ministra británica, Theresa May, hizo público el jueves su proyecto sobre las futuras relaciones con la Unión Europea tras el Brexit, situando en su meollo un plan para una zona de libre comercio de bienes que no ha gustado a un amplio sector de su partido.

En el esperado documento denominado Libro Blanco, su Gobierno dijo que su postura en la negociación había “evolucionado” pero que mantenía sus principios para el Brexit, el mayor cambio en la política exterior y comercial de Reino Unido en décadas.

Previo a su ya polémica visita, Donald Trump cuestionó que la propuesta de Theresa May se aleje de lo que pidieron los británicos con el referendo de 2016

El documento de 98 páginas, que provocó la renuncia de dos de sus principales ministros a principios de esta semana, sugiere que el gobierno espera mantener estrechos vínculos con el bloque y participar en sus instituciones de productos químicos, médicos y de aviación.

Incluso antes de su publicación, no recibió el apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo en Bruselas que no estaba seguro de que la nueva propuesta de May fuera lo que Reino Unido había votado en el referéndum de 2016.

El documento incluye un importante cambio para el enorme sector de servicios financieros de Reino Unido, ya que el gobierno abandona los planes de mantener un vínculos comerciales fuertes que quería la City, a cambio de un acuerdo que ofrece flexibilidad pero un acceso al mercado más limitado.

“Salir de la Unión Europea implica desafíos y oportunidades. Debemos asumir el desafío y aprovechar las oportunidades”, escribió en el prólogo del documento el ministro del Brexit, Dominic Raab, nombrado para el puesto el lunes.

“Este es el enfoque correcto, tanto para el Reino Unido como para la UE. El Libro Blanco establece en detalle cómo va a funcionar”.

Menos de nueve meses antes de que Reino Unido abandone el bloque, May ha estado bajo presión de las empresas, las autoridades de la UE y sus propios políticos para que explicase su posición negociadora para desbloquear las conversaciones del Brexit, todas estancadas.

Su equipo espera que la publicación del Libro Blanco reduzca las preocupaciones entre muchos partidarios del Brexit tras la dimisión del ex secretario de Relaciones Exteriores Boris Johnson y el ex negociador para el Brexit David Davis.

Con información de www.es.reuters.com