Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea (CE), ha escrito una particular “carta de amor” al Reino Unido. El dirigente comunitario insiste en que el país “siempre será bienvenido” si decide regresar a la UE tras el brexit en un texto publicado el jueves en el periódico The Guardian.

En su particular misiva, Timmermans señala que siente que el Reino Unido forma parte de él desde que fue a un colegio británico en Roma, por lo que escribe como “un viejo amante” que conoce “las fortalezas y las debilidades” de los británicos.

“Sé que puedes ser generoso pero también miserable. Sé que te crees que eres único y diferente. Y por supuesto que lo eres de muchas maneras, pero quizás no tanto como piensas”, reflexiona el vicepresidente de la CE.

Familia con particularidades

Para el político, toda la Unión Europea (UE) es como una familia, donde cada miembro tiene sus particularidades y diferencias, que en los mejores momentos les hacen más “pacíficos y prósperos” y en los peores “manipulan para instigar el miedo, propagar la superioridad y enfrentar a un miembro con otro”.

En su carta, Timmermans dice que le “rompe el corazón” que el Reino Unido haya optado por dejar la familia comunitaria y anticipa que el país siempre dudará de esta decisión, como antes lo hacía de su pertenencia a la Unión Europea.

No era necesario “forzar el asunto”

El mandatario considera que hubiera sido mejor que se hubiera mantenido en esa indecisión y que no era necesario “forzar el asunto”, porque, al hacerlo, el Reino Unido se ha infligido “un daño innecesario” y también al resto del bloque comunitario.

Pese a todo, el vicepresidente de la Comisión Europea se consuela pensando que “los lazos familiares nunca pueden cortarse” y se mantendrán incluso tras la salida del país del club europeo el próximo 31 de enero. “Nosotros no nos vamos y tú siempre serás bienvenido si decides regresar”, puntualiza.

Agencias