Timothée Chalamet, el actor de la proclamada película Call me by your name, anunció que donará el sueldo ganado por la película A rainy day in New York, la última película dirigida por Woody Allen. Timothée Chalamet se suma a Rebecca Hall, la actriz que anunció la semana pasada que sus ganancias irían al movimiento Time’s Up.

El joven intérprete dio a conocer a través de una publicación en Instagram que donaría a la misma organización que Hall, además de el centro LGBT en Nueva York y RAINN, una organización que da apoyo a víctimas de violencia sexual.

Chalamet actuó después de que volviera a salir a luz la carta de la hija adoptiva de Woody Allen. Dylan Farrow acusó al director de violencia sexual reiterada cuando ella era una niña. En las últimas semanas, Farrow además se dirigió a quienes decidieron volver a trabajar con Allen después de esta publicación.

En el caso de Rebecca Hall, ésta protagonizó Vicky Cristina Barcelona, película del director que se lanzó en 2008, y el pasado verano también trabajó en el próximo proyecto de Woody AllenA rainy day in New York.

Y aquí es donde se unen ambas historias. En esa película en la que además de ella, participa Chalamet. Él tampoco ha querido quedarse callado y se ha sumado a la acción de su compañera con un comunicado que ha publicado a través de Instagram, y que dice así:

“Este año ha cambiado la forma en la que veo y siento muchas cosas; ha sido emocionante y, a veces, esclarecedor. Hasta ahora, he elegido proyectos desde la perspectiva de un actor joven tratando de dar sus primeros pasos y seguir los de actores que admiro. Pero estoy aprendiendo que un buen personaje no es el único criterio para aceptar un trabajo -se ha convertido en algo muy claro para mí en los últimos meses, habiendo visto nacer un movimiento empoderador que trata de acabar con la injusticia, la desigualdad y, sobre todo, el silencio.

Se me ha preguntado en algunas recientes entrevistas sobre mi decisión de trabajar con Woody Allen el verano pasado. No puedo responder a esa pregunta por obligaciones contractuales. Pero lo que puedo decir es esto: no quiero beneficiarme de mi trabajo en la película, y por eso, voy a donar todo mi sueldo a tres organizaciones benéficas: Time’s Up, el centro LGBT de Nueva York y RAINN. Quiero ser digno de trabajar codo con codo con los artistas valientes que están luchando por que todo el mundo sea tratado con el respeto y la dignidad que merece”.

Noticia con información de: latercera.com y www.harpersbazaar.com