Este miércoles, 14 de febrero, al menos 17 personas murieron en Florida, Estados Unidos, en un nuevo tiroteo ocurrido en una escuela secundaria, la decimoctava en lo que va de año en un colegio del país, en una masacre que se atribuye al exalumno de origen hispano Nikolaus Cruz. 

Scott Israel, alguacil del condado de Broward, al norte de Miami, señaló que en el “catastrófico” suceso en la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland, murieron 17 personas a manos de Cruz, de 19 años, que perpetró la matanza armado de un rifle semiautomático y con varios cargadores en su poder. 

Foto: Agencia – Nikolaus Cruz, de 19 años, autor material de la masacre tras ser atrapado por la policía

El adolescente, explicó Israel, fue detenido sin que presentase resistencia cuando fue confrontado por los agentes en las cercanías del centro, situado en una zona con gran presencia de residentes latinoamericanos.

Israel dijo que el sospechoso disparó justo cuando los estudiantes salían del centro, donde los equipos de policías de élite SWAT todavía trabajan para asegurar la zona, después de que los cerca de 3,000 alumnos de la escuela fueran evacuados. 

El uniformado indicó que los investigadores analizan ya las páginas web que el joven visitaba así como sus redes sociales, y lo que han encontrado hasta el momento es “muy inquietante”. 

El jefe policial indicó a la prensa de que al menos 12 de las víctimas fueron asesinadas dentro de la escuela, mientras que otros tres murieron en el exterior y otras dos fallecieron en el hospital.

Fuentes médicas del hospital Broward Health North indicaron que tres de los heridos se encuentran en estado crítico mientras que otros tantos están estables y están siendo operados.

Tras ser detenido, Cruz fue transportado a este mismo centro médico y posteriormente a las oficinas del alguacil de Broward para ser interrogado. En vídeos publicados en redes sociales se puede ver a estudiantes de la escuela protegiéndose mientras se escuchan varios disparos hechos con lo que se presume es una arma semiautomática, y medios locales apuntan a que se podría tratar de un rifle AR-15.

Este tiroteo se produjo en el Día San Valentín, que tradicionalmente es celebrado en los centros escolares de EE.UU. como un día de la amistad entre compañeros y profesorado. En declaraciones al diario Miami Herald, Jim Gard, un profesor de matemáticas del centro educativo, señaló que los docentes y personal administrativo habían sido avisados el año pasado de no permitir el ingreso al colegio a Cruz con una mochila al ser considerado una “potencial amenaza”.

Noticia con información de: www.eltiempo.com/