Harry Kane abandonó el partido contra el Bournemouth luego de un cruce con Asmir Begovic y su estado se transformó en el tema más importante del día en  Inglaterra.

El tobillo derecho del número 10 preocupa a Mauricio Pochettino, quien aclaró que esperará los resultados de una resonancia antes de hablar sobre el tiempo de recuperación.

Las imágenes no solo impactaron a los fanáticos de los ‘Spurs’, sino también a Gareth Southgate, quien cuenta con el punta como principal referencia de su seleccionado.

Si tiene afectados los ligamentos, Kane podría llegar muy justo al Mundial de Rusia, aunque los pasos a seguir solo podrán conocerse luego de los estudios.

De estupenda temporada, el delantero sobresale entre los mejores finalizadores del planeta, y lucha por conseguir la Bota de Oro.

Lejos del premio individual, Kane ya piensa en recuperarse de este último contratiempo para estar pleno de forma en la próxima cita mundialista.

En una nota en el telegraph.co.uk recuerdan que Kane ya tuvo dos lesiones previas en el tobillo derecho que lo mantuvieron alejado de las canchas y consideran que es “una parte claramente vulnerable de su cuerpo puede requerir un descanso que se extiende hasta los preparativos de la Copa Mundial de Inglaterra”.

Noticia con información de: www.pasionfutbol.com