La tormenta Dennis se ha cobrado tres vidas tras causar graves inundaciones en medio de un temporal que afecta principalmente al sur de Inglaterra y a Gales. Precisamente en Gales es donde ha fallecido un hombre de unos 60 años que cayó al río Tawe, en Ystradgynlais, en la mañana de este domingo.

Ante lo sucedido, los servicios de emergencia lograron rescatar al hombre poco después, pero pese a los esfuerzos de los sanitarios fue declarado muerto en el lugar de los hechos, según ha informado la Policía. Dos cuerpos más han sido recuperados del mar en Margate y Herne, en el sureste de Inglaterra. Otro adulto está desaparecido.

En el conjunto de Reino Unido se han contabilizado más de 300 avisos por inundación, aunque las más graves, con riesgo para la vida, son cuatro en Inglaterra y dos más en Gales. El director de Inundaciones y Gestión de Costas de la Agencia del Medio Ambiente británica, John Curtin, ha destacado que se trata de un récord por el número de alertas para Inglaterra.

Inundaciones

Curtin ha explicado que “las condiciones de saturación del terreno” causadas por el paso de la tormenta ‘Ciara’ el pasado fin de semana ha “provocado” las graves inundaciones ocurridas en Reino Unido en las últimas 24 horas.

La borrasca ‘Dennis’ ha llegado a provocar vientos huracanados de hasta 150 kilómetros por hora, capaces de tirar abajo muros de obra u obligar a los pilotos a realizar complicadas maniobras para aterrizar sin incidentes. Cientos de vuelos han tenido que ser cancelados, hay fuertes inundaciones en las islas británicas y en Escocia las olas han golpeado con mucha violencia la costa.

Agencias