Este lunes, tres personas perdieron la vida luego de ser arrolladas por un tren en el sur de Londres, sin que la policía, por el momento, haya encontrado explicación al incidente.

La policía de transporte ha informado de que se les llamó para acudir a Loughborough Junction, una estación en una línea de tren muy transitada cercana a Brixton, a las 06:30 GMT, donde se certificó la muerte de tres personas en la escena.

Mi equipo está trabajando duro para entender qué ocurrió y cómo estas personas perdieron la vida en las vías”, dijo Gary Richardson, de la British Transport Police, en un comunicado.

Las autoridades recibieron a las 7.30 (hora local) el primer aviso de este caso, por ahora «sin explicación» para las autoridades. «Mi equipo trabaja para entender lo ocurrido», ha explicado el superintendente de la Policía de Transportes británica, Gary Richardson, que ha trasladado en un comunicado sus condolencias a las familias de las tres víctimas, de la que las autoridades no han ofrecido identidades o edades —tendrían entre 20 y 30 años, según BBC—.

La radiotelevisión pública ha informado, además, de la localización de varios botes de pintura junto a los cuerpos. En la zona hay muros pintados con grafitis y se han tomado fotografías de varios de ellos por si pudiesen contribuir a las investigaciones. «Le pediría a todo aquel que estuviese cerca de Loughborough Junction esta mañana y viera algo que crea relevante que se ponga en contacto con nosotros cuanto antes» ha afirmado Richardson.
Otro responsable policial, Matt Allingham, ha asegurado que las tres víctimas fueron avistadas por el maquinista de un tren que pasaba por la zona cuando «ya llevaban un tiempo fallecidas». Presentaban heridas que encajan con la hipótesis del atropello, por lo que una de las vertientes por aclarar es qué convoy golpeó a los tres jóvenes —durante la noche transitan por la zona trenes de mercancías—.

 

Noticia con información de: www.elmundo.es y www.abc.es