Pese a que aún restan 13 años para la disputa del Mundial de 2030, todos los rumores apuntan a que Inglaterra será la sede de la cita.

Aunque desde suelo británico no se han postulado sobre ello, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, señaló que apoyaría una eventual candidatura inglesa para su organización.

Se merecen volver a tener una Copa del Mundo”, señaló el directivo esloveno en declaraciones a la BBC. “No tengo ningún tipo de duda de que tienen la capacidad para organizar un evento así, sobre todo desde el punto de vista de la infraestructura. Si deciden postularse, les brindaremos un fuerte apoyo, aunque es una decisión que deben tomar la Federación Inglesa de fútbol (FA) y el gobierno inglés. Tendrán todo nuestro apoyo político. Solamente espero que no tengamos dos candidaturas europeas, porque eso no sería positivo”, sentenció Ceferín.

El presidente de la UEFA, en el Comité Ejecutivo del pasado jueves celebrado en Cardiff, ya aseguró que “lucharemos por tener un anfitrión europeo en 2030”. Y es que, según las normas de la FIFA, una confederación que organizó un Mundial no puede recibir el torneo en las siguientes dos ediciones. Así, en 2018 se celebrará en Rusia (Europa), en 2022 en Qatar (Asia) y para la edición de 2026, la que contaría por primera vez en la historia con 48 selecciones participantes.

De esta manera, en 2030 sí se podría organizar el Mundial en el continente europeo, lo que significaría el regreso de la máxima cita futbolista a Inglaterra desde 1966, la última vez que organizó una Copa del Mundo.

El mayor problema con el que se puede encontrar esa posible candidatura inglesa es que, desde Sudamérica, Argentina y Uruguay están evaluando presentar una candidatura conjunta para ese Mundial de 2030, lo que significaría el centenario del primer Mundial disputado en 1930 en el país celeste.

Noticia con información de: as.com