La UEFA podría expulsar en cualquier momento a la selección de Rusia de la Eurocopa 2016 debido a los incidentes protagonizados por sus hinchas durante el duelo ante Inglaterra, disputado en Marsella.

Un duro castigo que sin embargo está lleno de matices: el mismo organismo dejó esa sanción en suspenso con la condición de que no vuelva a haber un sólo incidente en lo que resta de la competición, ya que entonces Rusia quedaría afuera. Además, la UEFA se limitó a juzgar las peleas ocurridas adentro del Vélodrome, pero no tiene jurisdicción para pronunciarse por los violentos enfrentamientos entre radicales rusos, ingleses y franceses que se produjeron en el centro de Marsella, que dejaron decenas de heridos y alguno en situación crítica.

Hoy vuelve a jugar Rusia, ante Eslovaquia en Lille, a apenas 40 km. de Lens, que albergará el jueves el histórico Inglaterra-Gales, por lo que la tensión en la previa vuelve a ser máxima. Ya ayer se produjeron incidentes callejeros, con los británicos uniéndose para enfrentar a los rusos.

El movimiento “hooligan” que tanto asustó a Europa en los años 80 y 90 ha tenido un extraño renacer en esta Eurocopa, la que antes era la más segura de la historia pero por otra amenaza más peligrosa: la del terrorismo.

De aquella época, los fanáticos ingleses guardan todavía algún ritual, como el de viajar en tropa al exterior y consumir gran cantidad de alcohol.

Cuando comenzaron a llegar a Marsella, ciudad con potente actividad “ultra”, fueron recibidos por radicales franceses que se querían tomar la revancha de lo ocurrido allí en el Mundial 98. Sin embargo, ni unos ni otros contaban con que los rusos llegarían el sábado para hacer estallar la situación.

Sus “hooligans” nacieron como imitación de los ingleses, cuando estos entraban en su ocaso, y ahora viven su época dorada. ¿El perfil? Ideología de extrema derecha, con gran preparación física y evitan consumir alcohol para no mermar sus facultades. Y como siempre, son la minoría. Apenas varios centenares de los miles de rusos que viajan a alentar a su equipo y que ahora temen ser expulsados… a sólo dos años de comenzar “su” Mundial.

Si la UEFA expulsa a Rusia de la competición, se declararían nulos todos los resultados obtenidos por la selección, en virtud del artículo 27 del reglamento de la Eurocopa-2016. Es decir, Inglaterra perdería el punto obtenido ante los rusos el sábado en el Velódromo de Marsella.

 

Noticia con información de: www.ovaciondigital.com.uy y www.elimpulso.com