El diario The Washington Post informó que una mujer acusó al candidato republicano Roy Moore de iniciar un encuentro sexual con ella cuando tenía 14 años y él tenía 32, en una noticia que podría cambiar el panorama político para los republicanos, que aspiran la mayoría del senado.

Otras tres mujeres han asegurado que Roy Moore trató de seducirlas cuando ellas tenían entre 16 y 18 años y unos 30, pero no le han acusado de haberlas forzado. 

Moore, de tendencia ultraderechista, es el favorito en las elecciones especiales programadas para el próximo 12 de diciembre en Alabama para decidir el escaño que dejó vacío Jeff Sessions al convertirse a comienzos de año en el secretario de Justicia del Gobierno de Donald Trump. 

Según reveló este jueves el diario The Washington Post, una mujer llamada Leigh Corfman, de 53 años, acusa a Moore de abusar de ella en distintos encuentros en 1979, cuando ella tenía 14 años y él 32. 

Esa es una tarea difícil, por supuesto, pero es mucho más fácil que tener que poner a Texas o Tennessee en el mapa para ganar el control del Senado. En pocas palabras: si hay una ola victoriosa en 2018, los demócratas lo tendrán más fácil al tener que ganar dos escaños, en lugar de tres, para recuperar el Senado.  

Además, una mayoría de 51-49 en el Senado podría poner en peligro el plan de impuestos republicano. Los republicanos del Senado ya tienen que caminar una línea fina para aplacar a senador Rand Paul (que se opone a los aumentos de impuestos en el plan republicano), Bob Corker (preocupado por aumentar el déficit) y Susan Collins (que está en contra de los recortes fiscales para los ricos).  

Una mayoría de 52-48 significa que los republicanos del Senado pueden permitirse perder dos votos del Partido Republicano, suponiendo que todos los demócratas se opongan a la legislación. Pero con una mayoría de 51-49, los republicanos pueden perder solo un senador republicano. 

El candidato republicano, que ahora tiene 70 años, tachó hoy de “rotundamente falsas” las acusaciones, y las achacó en un comunicado a “un intento desesperado del partido nacional demócrata y del Washington Post de atacar políticamente” a su campaña. 

No obstante, el presidente estadounidense, Donald Trump, y varios influyentes senadores republicanos se distanciaron hoy de Moore tras publicarse la información del Post. 

Noticia con información de: www.eitb.eus, www.telemundo.com