Una policía local en España ha lanzado una alerta a través de su perfil en Twitter avisando del peligro que supone dejarse una botella de agua dentro del vehículo en pleno verano. Y por si alguien no se lo cree, ilustra lo que puede pasar con un vídeo.

“¿SABÍAS QUE…? La botella de plástico con agua que dejas en el coche, puede ocasionar un incendio con el calor, por el efecto lupa que crea. En verano es habitual llevar agua, y es habitual el calor. Si no tenías ni idea, posiblemente tus seguidores tampoco. ¡Compartámoslo!”, avisan los agentes en su tuit.

Con él, un vídeo en el que se ve como, efectivamente, una botella con agua colocada en el hueco del freno de mano concentra los rayos del sol proyectándolos sobre la tapicería del asiento del copiloto llegando un momento en el que se observa humo.

Por eso, hay que extremar las precauciones en verano, cuando el calor aprieta. Lo normal en esta época del año es viajar con una botella de agua encima. El sentido común y la DGT recomiendan mantenerse bien hidratado para combatir la somnolencia en carretera. Así que lo más seguro cuando se baja del coche es llevarse la botella consigo. Si no se hace, conviene guardarla bajo el asiento, en la guantera, el maletero o en cualquier lugar donde el sol no incida sobre ella directamente.

Con este gesto se evitan dos cosas. Por un lado, que no se caliente tanto el agua y resulte imbebible después. Por otro, y más importante, que cuando se regrese al coche este no se haya incendiado. Toda precaución es poca y de ahí el aviso policial.

Con información de www.es-us.noticias.yahoo.com