El fundador y presidente de la WWE, Vince McMahon, anunció que está dando otra oportunidad al fútbol americano profesional. El regreso de la XFL a partir del 2020 es inevitable.

El fútbol profesional será redefinido cuando la nueva XFL, la liga de fútbol americano que WWE fundó en 1999 junto con NBC, comience a principios de 2020. Ofrecerá una experiencia innovadora, centrada en los aficionados, que incluirá juegos más cortos y rápidos y un entorno familiar, complementado por opciones de visualización multiplataforma e interacción con los fans a tiempo real.

Los planes para el lanzamiento de la XFL incluyen ocho equipos, listas activas de 40 hombres y un calendario de temporada regular de 10 semanas, con una postemporada que consiste en dos juegos semifinales y un juego de campeonato.

Se llamará XFL, mismo nombre de la liga que intentaron McMahon y NBC por una temporada en el 2001, pero que no dependerá de las porristas atractivas ni payasadas como su predecesora, dijo.

Una marca de la nueva liga, indicó McMahon, será tener partidos más rápidos. El tiempo ideal de duración, refirió, sería de dos horas.

“Quería hacer esto desde el día que paramos la otra liga”, declaró McMahon a ESPN en entrevista exclusiva. “Una oportunidad de hacerlo sin socios, estrictamente financiada por mí, lo que me permitiría mirarme en el espejo y decir, ‘Fuiste el único que arruinó esto’, o ‘Hiciste que esto fuera un éxito’“.

McMahon indicó que él es la única fuente de financiamiento de la liga, que está programada para comenzar en enero del 2020. Se espera que el desembolso inicial de dinero sea de alrededor de 100 millones de dólares, la misma cantidad de acciones de WWE que vendió McMahon el mes pasado y que canalizó a Alpha Entertainment, la empresa que fundó para el proyecto.

La nueva XFL es una oportunidad emocionante para reimaginar el deporte favorito de Estados Unidos“, dijo Vince McMahon, líder de la WWE. “A medida que avanzamos hacia la patada inicial, esperamos escuchar e implementar ideas innovadoras de jugadores, entrenadores, expertos médicos, ejecutivos de tecnología, medios de comunicación y lo más importante fanáticos del fútbol”.

McMahon, un visionario y reconocido ejecutivo hombre de negocios, está personalmente creando esta aventura a través de Alpha Entertainment, una nueva privada plataforma. El padre de Shane y Stephanie continuará siendo presidente y CEO de WWE.

En cuanto al momento del anuncio, dos años antes del debut de la liga, muchos podrían apuntar a la relación de McMahon con el presidente Donald Trump, quien este año criticó a la NFL por permitir a sus jugadores arrodillarse y sentarse durante el Himno Nacional. McMahon refirió que los jugadores en su liga no tendrán el foro para asumir posturas personales mientras están en el campo de juego.

 

 

Noticia con información de: espndeportes.espn.com, elcomercio.pe, www.sport.es