WikiLeaks anunció este lunes que el Gobierno de Ecuador interrumpió el acceso a Internet a su fundador Julian Assange, refugiado en la embajada del país sudamericano en Londres.

“Podemos confirmar que Ecuador cortó el acceso a Internet a Julian Assange el sábado, a las 1700 GMT, poco después de la divulgación de los discursos (sic) de (Hillary) Clinton en Goldman Sachs”, dijo WikiLeaks en un comunicado.

Assange vive y trabaja en la embajada de Ecuador en la capital británica desde junio del 2012, tras haber recibido asilo en la representación diplomática después de que una corte ordenara su extradición a Suecia para ser interrogado en un caso de abuso sexual que involucraba a dos mujeres.

“Hemos activado los planes de contingencia pertinentes”, añadió WikiLeaks en su cuenta de Twitter el lunes. Personas cercanas a WikiLeaks dicen que Assange es el principal operador de la cuenta en esa red social.

En las últimas dos semanas, funcionarios del Partido Demócrata y agencias del Gobierno de Estados Unidos acusaron a Rusia, incluyendo a “autoridades de alto nivel”, de llevar adelante una campaña de ciberataques contra organizaciones demócratas antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

WikiLeaks ha sido uno de los medios más prominentes en publicar materiales del Partido Demócrata obtenidos mediante ciberataques. Aunque rechazó vínculos con la campaña rusa, Assange se ha negado a divulgar las fuentes de WikiLeaks que proporcionaron los mensajes de miembros del partido.

Fuentes cercanas tanto al Partido Demócrata como a WikiLeaks dicen que creen que el grupo que divulga información confidencial adquirió hasta 40,000 ó 50,000 correos electrónicos tomados de la cuenta personal de John Podesta, ex asesor de la Casa Blanca que ahora encabeza la campaña presidencial de Clinton.

A pesar de la denuncia de Assange de que su acceso a Internet fue cortado, WikiLeaks divulgó el lunes por la tarde lo que dijo eran una nueva serie de correos de Podesta, que según Russia Today, un medio con cercanos vínculos a Moscú, incluyen discusiones sobre “impulsar el apoyo latino” y cómo manejar preguntas de los medios sobre la postura de Clinton respecto al matrimonio gay.

Noticia con información de: www.swissinfo.ch