Las marcadas diferencias entre el presidente de Ecuador, Lenín Moreno y el fundador de Wikileaks, Julian Assange, refugiado en la embajada de ecuatoriana en Londres, se acentúan cada vez más.

Desde el principio, cuando llegó al poder, Moreno advirtió a Assange sobre sus actividades y le instó a no meterse en los asuntos internos de otros países para poder permanecer en la sede diplomática en la capital británica, donde se encuentra refugiado desde el añ2012.

Este domingo en una entrevista en Ecuador TV Moreno dijo: “nuestra preocupación es defender los derechos humanos y por tanto pedimos respetar su vida. Es violatorio a los derechos humanos que una persona pase su vida en una Embajada”.

Asimismo, advirtió “al señor Assange le hemos puesto una condición: Que deje de intervenir en la política y la autodeterminación de otros países. En caso contrario se tomarán medidas”.

Assange respondió a esas advertencias a través de la cuenta de Twitter de Wikileaks, y escribió “el presidente Lenín Moreno vuelve a amenazar a Julian Assange diciendo que ‘se tomarán medidas’ si hace su trabajo e informa, como lo hizo, sobre la policía española golpeando a los votantes catalanes por su autodeterminación, que Moreno define aquí como ‘interferencia política’”.

“Informar no es un crimen”, aseguró en el mensaje.

Salida
Desde hace varias semanas trascendió la información de que el Gobierno ecuatoriano está trabajando con el Ejecutivo británico para buscar una “salida” para el periodista australiano, siempre “conversando” para obtener “la garantía de que su vida no corre peligro”.

Así lo explicó el propio Lenín Moreno, que resaltó que él “jamás” ha estado de acuerdo con las actividades de Assange, con “intervenir los correos privados de la gente para obtener información”, aunque sea para “sacar a la luz actos indeseables de un Gobierno sobre personas”, porque para ello “hay otras formas legales”.

Moreno señaló que Rafael Correa decidió darle asilo en la embajada ecuatoriana en Londres porque consideró que “corría peligro su vida”.

Assange solicitó asilo porque Suecia le reclamaba por delitos sexuales, y si se entregaba temía ser extraditado a Estados Unidos donde podría incluso ser condenado a pena de muerte por las filtraciones que hizo a través de Wikileaks, que entre otras cosas incluían mensajes militares secretos sobre las guerras de Irak y de Afganistán.

En una entrevista exclusiva a NTN24, Moreno dijo este lunes que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, puede dejar la Embajada ecuatoriana en Londres “cuando quiera”.

Noticia con información de: www.lr21.com.uy