Este miércoles 7 de febrero, trabajadores y animales del Zoo de Londres posaron para el inventario anual, el cual  tuvo que ser retrasado tras la muerte de cuatro suricatos y un cerdo hormiguero durante el incendio que se produjo en diciembre del año pasado en las instalaciones.

El 23 de diciembre del pasado año, unidades de la Brigada antiincendios de Londres (LFB) se desplazaron a las dependencias del zoológico de la capital británica alertados por un incendio.

El suceso se desató en la cafetería “Aventura” y en la tienda que hay en las instalaciones dejando ocho personas afectadas por inhalación de humo y en estado de shock y cinco animales sin vida: cuatro suricatos y un cerdo hormiguero.

Los trabajadores que viven en los alojamientos del mismo recinto trasladaron a los animales a zonas seguras, así lo indicó un portavoz del zoo.

El Zoo de Londres permaneció cerrado ese día sin confirmar cuándo estaría disponible al público, pero finalmente, reabrió sus puertas un día más tarde.

Noticia con información de: www.efeverde.com